Destinos Languedoc-Rousillon Sur de Francia


Buscar tickets
<->

Generalidades

La región de Languedoc-Rousillon Sur de Francia limita con el mar Mediterráneo y el norte de España. Maravillas naturales, históricas, culturales y gastronómicas destacan a esta región dándole un carácter muy especial. Las vacaciones en esta región serán una experiencia enriquecedora: Una costa conservada, patrimonio omnipresente, ciudades amigables, una campiña impresionante, un sinnúmero de actividades y la gastronomía del sur de Francia que invita a compartir y disfrutar. ¡Es un verdadero lujo estar aquí!

Con al menos 300 días de sol al año y tantos sitios por descubrir, esta región del sur de Francia es el destino ideal para pasar las vacaciones. Al viajar por sus departamentos – Pyrénées-Orientales, Lozère, Aude, Gard y Hérault- podrá ser testigo de los estrechos vínculos entre el hombre y la naturaleza.

Además de los 220 km de playas, Languedoc-Rousillon es la única región de Francia que cuenta con seis sitios denominados patrimonio cultural por la UNESCO (la ciudad de Carcassone, el Canal du Midi, las fortalezas de Vauban, las rutas de peregrinación hacia Santiago de Compostela, el Pont du Gard y los paisajes agro-pastorales del Mediterráneo en Causses y Cévennes).

(Consulte la página siguientes para obtener más información sobre Montpellier, la capital de la región, Carcassone y Pont du Gard)

Nîmes Nîmes > Sète Sète > Cerbère


Nîmes

A 25 minutos de Montpellier, Nîmes alberga las obras maestras romanas que incluyen el conversado anfiteatro de la era romana, la Torre Magne y la Maison Carrée, un templo que dominaba el foro de la ciudad antigua. Es el único templo completamente conservado del mundo antiguo. Sus armoniosas proporciones, columnas elegantes y la distinción de su arquitectura son un verdadero placer. Disfrute del resto del día en el centro de la ciudad, en una atmósfera mediterránea relajante y tranquila.

Nîmes > Sète

El segundo día, tome el TER hacia Sète (viaje de 45 min.) un puerto rodeado de canales, anclado entre la laguna Thau y el Mar Mediterráneo. Prepárese para una caminata de 1 hora hasta la cima del Mont Saint-Clair para admirar la ciudad desde arriba. Además de una vista excepcional, podrá descubrir la cruz de St. Clair y la Capilla de Notre-Dame-de-la-Salette. Luego, diríjase al Mercado cubierto en el centro de la ciudad para descubrir el ambiente local. Una parada para descansar y probar un vino Picpoul acompañado por algunas ostras, es el recreo ideal. Continua con el deleite gastronómico en L’Entonnoir, un excelente restaurante con platos que cambian según la pesca del día.

Sète > Cerbère

Dedique dos días para visitar 3 sitios encantadores en la costa más austral de la región. Tome el TER desde Sète para llegar a Port-Vendres (1h53 de viaje, vía Narbonne). Esta pequeña ciudad se ubica cerca de la Bahía de Paulilles, que se despliega a través de los viñedos mirando hacia el mar. Visite la Clos de Paulilles para degustar las especialidades locales como el Fillets de rascasse en piperade (un plato con pescado). Al día siguiente, tome el TER hacia Banyuls-sur-Mer (6 minutos de viaje) donde podrá visitar la casa del artista Aristide Maillol, con sus estatuas de bronce y terracotta, además de dibujos y pinturas. Luego, tome el tren hacia Cerbére (11 minutos de viaje) para descubrir la reserva natural marina que se extiende hacia el norte de España.

Gastronomía y vino

Con una diversidad única, las ciudades y puebles locales son ideales para descubrir las riquezas naturales, históricas, culturales y gastronómicas de la región de Languedoc-Rousillon Sur de Francia.

Vino de una calidad sin igual

Los vinos de la región Languedoc-Rousillon Sur de Francia son tan diversos como la región e incluyen tintos, blancos, rosés y vinos espumantes y naturalmente fortificados. Con características exclusivas del terroir de la región y del clima soleado, estos vinos son representativos de la región. Con 30 apelaciones, desde vinos de mesa hasta los crus más refinados, los vinos del Sur de Francia cuentan con una calidad genuina que los convierte en inmejorables pero, a la vez, accesibles. La mejor forma de degustar los cultivos orgánicos y los productos vitivinícolas es quedarse en un gîte rural, una especie de hostal o algunos de los sitios que se han restaurado y transformado en hoteles muy confortables.

Delicias gastronómicas

Languedoc-Rousillon Sur de Francia ofrece también una enorme cantidad de especialidades gastronómicas. Entre ellas el cassoulet de Castelnaudary, las anchoas de Collioure, el brandade de Nîmes, el pélardon de Cévennes, las galletitas rousquilles de Vallespir, le Blue de Causses y también las ostras de Leucate, Gruissan y Bouzigues. La variedad de sabores sin duda no se limita a esta lista. Ya sea para una comida familiar, tragos con amigos, una cena elegante o un simple picnic, la región tiene comidas y vinos para cada ocasión. Gracias a la diversidad de sus productos agrícolas, la tradición culinaria de Languedoc-Rousillon Sur de Francia cuenta con arraigadas raíces en la cocina mediterránea que combina el placer de la gastronomía con una dieta saludable y nutritivamente balanceada.

Rutas populars


Narbonne Cerbere 01:23 AR$ 15
Narbonne Perpignan 00:32 AR$ 10
Carcassonne Perpignan 01:11 AR$ 15
Nimes Perpignan 01:54 AR$ 21
Cerbere Carcassonne 02:04 AR$ 17
Nimes Narbonne 01:22 AR$ 16
Carcassonne Narbonne 00:27 AR$ 10
Nimes Carcassonne 01:53 AR$ 24
Cerbere Perpignan 00:37 AR$ 9

Las mejores ciudades en Destinos Languedoc-Rousillon Sur de Francia